Saltar al contenido

EXCELENTE! Hotel Rivoli Mar del Plata: Opinion

Siempre había querido conocer Mar del Plata y finalmente tuve la oportunidad el verano pasado. Decidí hospedarme en el Hotel Rivoli por las buenas reseñas y la conveniente ubicación. ¡No me decepcionó! El Rivoli superó mis expectativas y puedo decir sin dudas que elegí el mejor lugar para alojarme.

Mi inolvidable estancia en el Hotel Rivoli de Mar del Plata

Una cálida bienvenida

Apenas llegué, el personal amable de recepción me dio la bienvenida y me ayudó rápidamente con el check in. Me sorprendió gratamente el detalle de ofrecerme un trago de bienvenida. El lobby, decorado en tonos alegres, era acogedor y me hizo sentir como en casa.

Habitación cómoda y limpia

Mi habitación estaba impecable, con muebles sencillos pero una cama muy cómoda, justo lo que necesitaba después de tantas horas de viaje. Aprecié especialmente el wi-fi gratuito y fluido, la TV por cable y el ventilador de techo que mantenía la temperatura agradable.

Desayunos abundantes

Todas las mañanas disfruté el completo desayuno buffet incluido en el precio de la habitación. Los cocineros preparaban deliciosos platos calientes, y había gran variedad de frutas frescas, yogurt, cereales, panes, tortas y mucho más. Un excelente comienzo del día.

Ubicación perfecta

Uno de los puntos destacados del Rivoli es sin dudas su ubicación privilegiada a sólo una cuadra de la playa y pocos minutos a pie del hermoso casco histórico de la ciudad. Podía ir caminando a todos lados fácilmente.

Personal atento

Más allá de la infraestructura, lo que más valoro de un hotel es su personal, y el del Rivoli es realmente extraordinario. Todos fueron amables y solícitos ante cualquier requerimiento durante mi estadía.

Un hotel para recomendar

No tengo más que elogios para el Hotel Rivoli por brindarme una grata y memorable experiencia en Mar del Plata a un precio muy conveniente. Lo recomiendo completamente tanto para viajeros individuales como para familias. Espero volver pronto.

Aquí agrego más contenido y detalles a mi artículo sobre el Hotel Rivoli de Mar del Plata:

Instalaciones del hotel

El hotel cuenta con 50 habitaciones distribuidas en 5 pisos a las que se accede por ascensor. En los espacios comunes hay sillones y sillas muy cómodos para descansar y WiFi gratis.

En el primer piso está la recepción 24 horas, un living con TV, un patio interior muy lindo y el desayunador donde sirven el buffet. También hay una computadora con internet gratis para uso de los huéspedes.

Además el hotel tiene un bar abierto durante el día y la noche. Los tragos son buenos y a precios razonables. El personal del bar también muy atento.

Servicios y comodidades

Aparte del desayuno y WiFi gratis, el Rivoli ofrece servicio de lavandería, no muy económico pero efectivo. Devolvieron mi ropa limpia y planchada para el otro día.

Algunas habitaciones tienen frigobar, caja de seguridad y balcón. La mía tenía sólo ventilador de techo pero igual estaba muy confortable. Las camas son grandes y los colchones y almohadas de primera calidad, pude descansar muy bien después de largas caminatas por la ciudad.

Actividades recreativas

El hotel no tiene pileta pero los huéspedes podemos usar la de un hotel hermanado a dos cuadras, presentando un pase que nos dan en la recepción. La pileta es amplia y estaba siempre limpia. Tienen sombrillas y reposeras gratis.

También con el pase nos dejan entrar sin cargo al casino que está enfrente. Es pequeño pero muy lindo, ideal para probar suerte sin arriesgar mucho dinero.

La playa a pasos del hotel

Sin dudas uno de los puntos fuertes del Rivoli es su cercanía a la playa, a solo una cuadra. Mar del Plata tiene playas extensísimas, así que encontré siempre un lugar para instalar mi sombrilla aún en temporada alta.

Las playas están muy bien equipadas con duchas, baños y puestos que alquilan sombrillas, reposeras y equipos para hacer deportes acuáticos. Hay guardavidas atentos por si surge algún inconveniente.

Recorriendo los alrededores

El Rivoli está rodeado de tiendas, restaurantes y atracciones turísticas. Cerca hay una parada de colectivo si queremos ir más lejos, pero en general elegí recorrer los alrededores caminando.

A pocas cuadras está el puerto con su pintoresco mercado de pescados y el faro rojo que ya es un ícono de la ciudad. También cerca podemos ver espectáculos en el Auditorio Radio City o recorrer el Museo de Arte Contemporáneo MAR.

Y para los que gustan del shopping, las principales galerías comerciales y tiendas de souvenirs están a menos de 10 cuadras. Siempre hay algo interesante para hacer cerca del hotel.

Espero que esta información adicional sobre el Hotel Rivoli y sus alrededores sea de utilidad. ¡Lo recomiendo totalmente para conocer y disfrutar Mar del Plata!

Aquí agrego más contenido sobre qué hacer en Mar del Plata, actividades en familia y un comentario final sobre el Hotel Rivoli:

Qué hacer en Mar del Plata

Mar del Plata es una ciudad con opciones recreativas casi ilimitadas. Algunas de mis actividades favoritas fueron:

  • Paseos por la Rambla de mar a mar, con sus esculturas, piletas y juegos para chicos.
  • Visitar el Acuario para conocer la rica fauna marina argentina. Un must para grandes y chicos.
  • Subir al mirador de la Torre Tanque en el Parque San Martín para una vista panorámica única.
  • Recorrer las curiosas instalaciones del Museo del Mar.
  • Comer los mejores mariscos en el puerto de pescadores.

Y por supuesto, pasar largas jornadas de playa y de compras por la peatonal San Martín. ¡Imposible aburrirse en Mardel!

Ideal para familias

Mar del Plata es un destino ideal para viajar con niños. Además de las playas, hay numerosas atracciones pensadas para toda la familia como el Parque de Diversiones, el Delfín Park y el Chocolate Museum.

Los más pequeños la pasarán en grande en el Parque de los Niños con juegos gigantes al aire libre. Otra opción es pasear en trencito o en el Bus Turístico para conocer los puntos emblemáticos.

Lo mejor es que la mayoría de las atracciones familiares están cerca del Hotel Rivoli para llegar caminando cómodamente.

Comentario final

Más allá de las múltiples atracciones turísticas de Mardel, lo que define la experiencia de un viaje es el hotel donde nos hospedamos.

En mi caso, elegí muy bien al seleccionar el Hotel Rivoli por su confort, limpieza, desayunos caseros, y sobre todo por la calidez de su personal que está siempre atento a todos los detalles.

Sin dudas volvería a hospedarme allí en un futuro viaje, y es el lugar que recomendaría a cualquier familia o grupo de amigos que busquen pasar una estadía perfecta en Mar del Plata.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies